domingo, 10 de julio de 2011

Capítulo 3.

Martes por la mañana


Daba la casualidad, de que mi única amiga coincidía conmigo en todas mis clases. Yo estaba muy contenta, porque no estaría sola. Pero al entrar a clase, Vanessa y yo, nos dimos una pequeña sorpresa. (En realidad eran dos…)

-Vanessa!! Mira a tu derecha!
-No puede ser! Es David!!   
-Lo sée! J
-Vamos a saludarle!

-David!! Que casualidad! –Dijimos a coro.
-Ei, jeje pues sí. Eh chicas, os queréis sentar al lado mío? Allí hay tres sitios que están casi al lado.

Estábamos a punto de gritar de alegría! Pero COMO NO, llegó Sofia… (La segunda sorpresa)

-DAVID! TE VAS A PONER CON ESAS?
-Sí, por qué?
-Ah, no sé, pensé que te querrías poner CONMIGO :D

LA IBA A MATAR!! ¬¬

-No te preocupes, estoy bien con ellas.

En ese momento me tuve que retirar, porque me había entrado un ataque de risa al ver la cara de Sofia!! Jajaja que palo se llevó.
Volví, y nos volvió a preguntar, delante de ella, que si nos queríamos poner con él.

-Pues claro!! –Respondí yo, ya que Vanessa casi desmaya.
-Genial! Pues nos vemos ahora!

Se le veía en la cara a Sofia (sí, reconozco todas sus expresiones) que quería venganza, y por venganza, hablo de un cuchillo o una cuerda… Me estaba a empezando a asustar, la verdad. :$
Vanessa me cogió de la mano para que nos fuéramos a otro sitio.

Entonces llegó el profesor.

PROFESOOR?? Quería decir DEMONIO!!!

Es… no hay palabras! La única que se me ocurre es demonio! Eso lo descubrí, cuando a Sergio, un chico de mi clase, se le cayó un bolígrafo al suelo, y lo echó al pasillo… dice que ya hablaría con su madre… O.O
Pero en ese instante, vi como a Sofia se le iluminaba la cara… Me tiró un bolígrafo a la cara y yo, para intentar que no me diera puse la mano, pero salió disparado, y el profesor, creía que lo había tirado a propósito.
Me mandó al pasillo,  y dijo que iría a ver al director…

Vanessa y David (Daviid J) intentaron defenderme, ya que lo habían visto todo.

-Profesor, eso no es nada justo, ella no he hecho nada! –Dijo David
-El boli se lo ha tirado Sofia, y para que no le diera, puso la mano!! –Añadió Vanessa.

¿Qué estás diciendo? ¡Yo no he hecho nada! –Dijo Sofia

Pero en seguida más niños me apoyaron, hasta que convencieron al profesor, (todo eso, lo escuchaba desde la puerta) me dio permiso para entrar en clase, y sacó a Sofia fuera.

JAQUE! –Pensé cuando la vi salir.

Si te ha gustado, pide el siguiente!